¿Cómo debo hacer para solicitar una subvención?

  En noviembre de 2003 se reguló en España la ley de Subvenciones, cuyo objetivo era ayudar a empresas, disponiendo de fondos públicos a título gratuito.

            Durante todos estos años las subvenciones han sido algo que a todos nos sonaba, pero casi nadie recibía y por ello, en pocos estaba el interés en solicitarlas.

            Desgraciadamente, durante el último año y medio nos hemos visto inmersos en la mayor pandemia que recordamos, causante del desplome de la economía y por lo tanto de empresas y autónomos. Esto ha provocado que los gobiernos de los países de nuestro entorno hayan puesto en marcha un plan de ayudas que nos permitan tomar algo de oxígeno y nos den algo de tiempo para darle la vuelta a la situación.

            La pregunta es: ¿Cómo debo hacer para solicitar una subvención?

            Lo común es dirigirte a tu gestoría y pedirles que la soliciten por ti, pero la realidad es que la mayoría de éstas no tienen, ni los conocimientos necesarios para ejecutarlo, ni tiempo, ni ganas de hacerlo. Es ahí cuando afloran las empresas especializadas que durante muchos años se han encargado de este tipo de gestiones garantizando el éxito a sus clientes.

            Nuestra experiencia nos demuestra que sólo este tipo de empresas especializadas tienen el «expertise», es decir, los conocimientos, la habilidad y la pericia de alcanzar los objetivos de una forma exitosa.

            Son pocas las empresas, normalmente Consultoras, que lo hacen a nivel nacional y contadas, con los dedos de una mano, las que ofrecen sus servicios trabajando “A éxito”, es decir, que sólo cobran si se consigue la subvención para el cliente.

            Ola Subvenciones es una empresa que trabaja “A éxito”, y lo hace porque su porcentaje de alcanzar sus objetivos son de casi el 100%. Esta fórmula de trabajo le da tranquilidad al cliente y al desaparecer el riesgo para ellos, otorgan su confianza a nuestra empresa.

            No se trata sólo de hacer la solicitud, acompañada de la Memoria Técnica y del Expediente correspondiente, sino que el trabajo posterior, como es el de atender a todos los requerimientos de las Administraciones Públicas y presentar todas las justificaciones que éstas requieren, es el trabajo que ningún otro te ofrece, y al final, llegan los problemas.

            Como Consultor en la materia, mi recomendación es ponerse en manos de especialistas y si además te garantizan que sólo cobrarán si tú consigues la subvención, cualquier atisbo de duda que pueda haber, desaparece.

Fdo.

Pablo González Guillén

Consultor especializado